Solicitá tu turno

Caamaño 1103. Via Pilar.  

Locales 43 y 44

+54 9 11 2466 1879

0230 4300105

Dra. Nanu Granato

EL APEGO DESDE EL PRIMER MINUTO DE VIDA

Pocas imágenes muestran mejor el significado de la maternidad que una mujer con su bebé en brazos. Ese abrazo con tu bebé es imprescindible para fomentar el apego y fortalecer el vínculo, pero hay un momento en el cuál ese acercamiento es fundamental: ése es el inmediatamente posterior al parto.

Pocas imágenes muestran mejor el significado de la maternidad que una mujer con su bebé en brazos. Ese abrazo con tu bebé es imprescindible para fomentar el apego y fortalecer el vínculo, pero hay un momento en el cuál ese acercamiento es fundamental: ése es el inmediatamente posterior al parto

El apego no es ni más ni menos que la conducta instintiva que tenemos los humanos para formar un vínculo de amor, de protección con nuestros hijos. Y no puede esperar. En muchas maternidades se está volviendo a los orígenes, es decir, a dar el bebé a la madre justo en el momento en el que sale del útero. Salvo que existan motivos médicos ineludibles, lo mejor para el bebé es ponerlo inmediatamente en el pecho de su madre.

Ya habrá tiempo para limpiarlo, pesarlo, medirlo... Es más importante el afecto, el amor, el cariño que lucir impecablemente limpio. Es importante que las mujeres, antes de dar a luz, se informen de cuáles son sus derechos

El parto puede ser de dos maneras, natural (vaginal) o cesárea. En el caso de los naturales, el bebé es puesto encima de la mamá inmediatamente. En la cesárea, por razones, la mamá deberá esperar entre una media hora y una hora, aunque muchas veces el papá puede colaborar sosteniendo al bebé cerca del pecho materno, sin interferir en el acto quirúrgico. En cualquiera de los dos casos y si no hay complicaciones (que en la inmensa mayoría es como sucede) esos primeros minutos, horas, son importantísimos y decisivos. Ese sentimiento de apego, tiene un poderoso efecto tranquilizador sobre el bebé.

El cambio de entorno, de un útero seguro, tranquilo, sin frío, sin hambre, pasa a un entorno donde no se siente ya tan a gusto. Sentir una voz que conoce, la de su madre (la lleva escuchando todo el embarazo) y sentirse abrazado y protegido, hará que todo sea mucho más fácil en su nueva vida, la que acaba de comenzar.

El contacto precoz ayuda al proceso temprano de interacción social, el recién nacido aprende a relacionarse con los demás en su primera y principal experiencia con el mundo de los estímulos humanos. Por otro lado, el tacto es el sentido de primera aparición en el desarrollo embrionario, siendo el primer medio de comunicación que posee el individuo para relacionarse con el medio ambiente, con todo lo que está más allá de la piel.

Las primeras nociones que tiene el recién nacido son de carácter táctil, ello hace que el contacto piel a piel entre madre e hijo sea de extraordinaria importancia para el 'apego', el reconocimiento mutuo, el intercambio afectivo emocional y para el éxito de la lactancia.

En algunas maternidades, se da como opción que el bebé duerma en la nursery en el primer día con el pretexto, dicen, de que la mamá descanse. Desde el punto de vista de lograr un lactancia exitosa, si es que es lo que se decide, constituye una gran error alejarse del recién nacido. En tener a un recién nacido en brazos no hay excesos, cuanto más, mejor.

Consultorios Via Pilar.  

Caamaño 1103.  Via Pilar.  

Locales 43 y 44.

Villa Rosa, Buenos Aires, Argentina.

Mail: info@cmviapilar.com

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco