Dra. Sara Andreucci

HIPERPROLACTINEMIA Y FERTILIDAD

La prolactina es una hormona que estimula la producción de leche materna, pero fuera del periodo de lactancia puede aumentar por diversos motivos y convertirse en causa de infertilidad

La prolactina es una hormona que permite la adecuada producción de leche para la lactancia materna. Se empieza a incrementar de manera normal durante el embarazo permitiendo la producción de leche que se acumula hasta el nacimiento del bebé y posteriormente, se encarga de mantener la lactancia.

Cuando la prolactina se encuentra elevada (comúnmente llamada hiperprolactinemia) inhibe factores que permiten una adecuada ovulación, por lo que es frecuente encontrar esta alteración en parejas que padecen infertilidad ya que actúa como un anticonceptivo natural en altas concentraciones.

Causas de elevación de prolactina o hiperprolactinemia Existen situaciones que pueden incrementar el nivel de la hormona de la prolactina fuera del embarazo y lactancia como el estrés, el ejercicio intenso, la manipulación de la glándula mamaria, e incluso algunos medicamentos que podemos estar utilizando para controlar la presión arterial, la gastritis, la depresión, etc

Estas elevaciones generalmente se controlan quitando el factor que lo está propiciando; sin embargo, cuando retiramos este factor estimulante y la prolactina continúa alta, es momento de descartar otras situaciones como: -Hipotiroidismo -Lupus -Esclerosis múltiple -Cirrosis hepática -Tumor de la hipófisis Síntomas La hiperprolactinemia ocasiona alteraciones en la ovulación, por lo que debemos descartarla siempre que existan trastornos menstruales e infertilidad.

El diagnóstico se realiza con un estudio dividido en dos determinaciones de prolactina en suero, en diferentes días, tomadas en ayuno, con 8 horas de sueño, con reposo previo de 30 minutos antes de la toma, sin haber tenido relaciones sexuales la noche previa y en cualquier fase del ciclo menstrual. Manejo Si se encuentra elevada, debemos iniciar búsqueda y retiro de factores que pueden propiciar este incremento. Si continúa elevada, procedemos a estudio y tratamiento de las enfermedades previamente mencionadas.

La hiperprolactinemia es una enfermedad de buen pronóstico, ya que en la mayoría de los casos se controla con medicamentos como bromocriptina, cabergolina u otros agonistas dopaminérgicos.

La elección y dosis del fármaco se realiza mediante el análisis completo de la paciente por un médico. En raras ocasiones, de acuerdo al estudio completo de la paciente y respuesta a tratamiento tomado, se requiere manejo quirúrgico o de radiación. Al tener el control de los niveles de prolactina, los síntomas desaparecen, mejora la ovulación y puede iniciar la búsqueda de embarazo con tratamiento de baja o alta complejidad de acuerdo a la valoración integral de cada pareja por un médico especialista en reproducción

Solicitá tu turno

Caamaño 1103. Via Pilar.  

Locales 43 y 44

0230 4300105

Consultorios Via Pilar.  

Caamaño 1103.  Via Pilar.  

Locales 43 y 44.

Villa Rosa, Buenos Aires, Argentina.

Mail: info@cmviapilar.com

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco